Have an account?

Mantenimiento y Reparacion

Mantenimiento y Reparacion
Ahora en Quetzaltenango

martes, mayo 08, 2007

EL HOMBRE ARAÑA 3: EFECTOS VISUALES




Escrito por: Martyn Palmer



Victor Hugo Juarez


guatemalanoticias@gmail.com




“El hombre araña 3 está causando gran emoción en todo el mundo con sus extraordinarias escenas de acción, actuaciones emotivamente auténticas y la sensación de estar justo ahí con el súper héroe y sus telarañas, al tiempo que despierta admiración entre los edificios de una gran metrópolis. Estos increíbles logros son el resultado de un impresionante equipo de expertos en efectos visuales, dobles con maravillosas aptitudes y talentosos actores guiados por el director Sam Raimi.

De acuerdo con el supervisor de Efectos Visuales, Scott Stokdyk, las películas de El hombre araña representan una mezcla única de acción en vivo con acción generada por computadora, para producir algunas de las experiencias cinemáticas más espectaculares que se hayan visto jamás en la pantalla grande.

“Todos sentimos haber dado un gran salto en la manera en que hicimos las cosas entre El hombre araña 1 y 2”, dice Stokdyk. “Yo digo que dimos cuando menos un salto igual entre la 2 y la 3, y además en áreas diferentes”.

Los dos villanos nuevos de El hombre araña 3 son ejemplos extraordinarios de lo que ha evolucionado el cine desde que se estrenó la primera película de El hombre araña en 2002. Sandman, interpretado por Thomas Haden Church, y Venom, interpretado por Topher Grace, sencillamente no hubiera sido posible darles vida hace cinco años.

“Tenemos a dos villanos repletos de efectos: Sandman y Venom”, afirma Stokdyk. “Ambos debían tener un elemento fundamental humano, porque están basados en actores reales y en seres humanos con emociones reales. Pero también debían tener poderes que sobrepasaron todo tipo de desafío para los efectos visuales.

“Ver alguien con brazos mecánicos como el doctor Ock en El hombre araña 2, no está tan lejos del reino de lo que el público está acostumbrado a ver”, continúa. “Pero ver a alguien formarse de una pila de arena y observar cómo se mueve cada grano hasta la total formación de Sandman, es justo la contraparte en el mundo real. Los efectos visuales llegaron a un nivel mucho más alto debido a la naturaleza de los villanos que Sam quería crear en El hombre araña 3”.

En esencia, Stokdyk resume el reto de los efectos visuales en las películas de El hombre araña como la creación de algo que es tanto mágico como creíble.

“Si retrocedemos a la época del Green Goblin en su deslizador aéreo en El hombre araña y al doctor Ock en El hombre araña 2 los vemos enterrados en un mundo científico y real de la mecánica”, señala. “Son personas que se mueven por todas partes gracias a la ingeniería.

“Pero en El hombre araña 3 tenemos a Venom que contiene muchos componentes extraterrestres. Eso se tiene que hacer de manera creíble en los confines de la película para que aporte una dimensión extra de habilidades; el tipo de habilidades que normalmente no se ven”, explica Stokdyk.

“Lo mismo sucede con Sandman. Estamos acostumbrados a ver castillos de arena que se desbaratan con una patada, vemos la arena fluir, vamos a la playa y pisamos la arena, pero todo eso es el reverso de lo que hacemos en la pantalla.

“En El hombre araña 3 los villanos tienen un elemento extraordinario con el que tuvimos que luchar muy, muy duro para lograr que se viera creíble. Queríamos que nuestros villanos hicieran cosas extraordinarias que debían tener un impacto emocional y que al mismo tiempo se vieran arraigados en el mundo verdadero. Ése fue un gran desafío”.

Ciertamente lo fue. Stokdyk y los 270 integrantes de su equipo en Sony Pictures Imageworks estuvieron trabajando contra reloj creando nuevos software con los programas que pudieran lograr las imágenes que necesitaba Raimi.

“Los requisitos de lo que tenía que hacer la arena nos obligaron a formar un equipo para que elaborara lo que se hace en más de diez años hombre de software nuevo, y que además tuviera integrado el software existente y las herramientas con las que ya contamos”, revela. “Tuvimos que crear cosas para poder controlar las partículas y la animación de personajes. Fue un reto tanto técnico como artístico”.

Mientras Stokdyk y su equipo trabajaba en el mundo virtual, los actores, supervisados de cerca siempre por el equipo, trabajaban también muy duro en el mundo real, en el lote de Sony en Los Ángeles y en locaciones en Nueva York.

Tobey Maguire (Peter Parker, conocido como el hombre araña), James Franco (Harry Osborn) y Kirsten Dunst (Mary Jane Watson) regresaron a escena por tercera vez. Para cada uno de ellos, la filmación de El hombre araña 3 requeriría muchas horas, con frecuencia incómodas, de “trabajar en cables” dentro del estudio. Atados a arneses por debajo de su vestuario, los actores son suspendidos en el aire por medio de cables conforme se arman las secuencias cargadas de acción. Es un proceso laborioso y físicamente desafiante.

Para Franco, la última película representaba un enorme incremento de su trabajo de acción. Su personaje surge como el nuevo Goblin, determinado a vengar la muerte de su desaparecido padre, el Green Goblin (interpretado de manera memorable por Willem Dafoe en la primera película de El hombre araña).

“En las primeras dos películas estuve en un par de escenas de acción, pero no hice mucho comparado con esta tercera”, explica Franco. “Fue una experiencia totalmente nueva, eso si les puedo asegurar. Tobey se veía exhausto después de la primera y la segunda, y hasta ahora entiendo por qué.

“Las escenas de acción requieren de mucho más tiempo para grabar que una escena dramática. Le pongo mucho cuidado a una escena dramática, pero cuando estás haciendo acción, se combinan elementos de CG con elementos de acción en vivo y de pantalla verde, entonces puede llegar a ser algo muy meticuloso y lleva mucho más tiempo.

“Fuimos muy afortunados de tener a Sam dirigiendo esta película porque tiene un estilo muy especial que hace que todos disfrutemos y nos divirtamos, gracias a su personalidad y a la forma en que nos une a todos”.

“El trabajo del equipo de dobles es definitivamente una de las áreas donde se tiene que estar mejorando siempre”, dice Stokdyk. “Usamos cámaras con control de movimiento (teníamos que controlar los movimientos de los dobles) y de la acción, y luego teníamos que mezclar y juntar todas las piezas diferentes, además de manipular la fotografía en vivo en post producción”.

Sin embargo, agrega rápidamente que la tecnología no puede reemplazar nunca una brillante actuación. “A Sam verdaderamente le encanta tener al actor real en la película y eso es parte también de mi filosofía de efectos visuales, tratar de filmar lo más que se pueda”, afirma Stokdyk.

El Coordinador de Dobles Scott Rogers está de acuerdo en que trabajaron más de cerca que nunca antes para producir algunos de los espectaculares resultados. “Durante años, dentro de la comunidad de los dobles era como ‘estamos perdiendo trabajo, los chicos de efectos visuales se lo llevan todo’”, dice Rogers, quien también trabajó en El hombre araña 2. “Pero yo lo veo completamente al revés. Son tan buenos en lo que hacen que nos han desafiado para mejorar lo que hacemos nosotros. Me parece en realidad que los dos medios se retroalimentan uno al otro y el producto final es extraordinario”.

Un buen ejemplo de esta talentosa unión se hace obvio en El hombre araña 3 cuando Harry Osborn, como el Goblin, salta encima de Peter Parker, a quien sorprende, y los dos se entablan en un duelo espectacular entre los rascacielos de Nueva York.

“Tan sólo la secuencia de la pelea entre Peter y el Goblin es quizá tan difícil como la película completa de El hombre araña 2”, afirma Rogers. “Nunca pisan el suelo. Siempre están volando y ninguno deja de moverse. Para mí, esas tomas son impecables y es el matrimonio perfecto entre CGI y la acción en vivo”.

Otra parte vital del proceso de efectos es la fotografía aérea que se filmó usando un aparejo tipo Spydercam (cámara araña). Cuando el hombre araña se balancea por los cielos de Manhattan, la cámara capta su punto de visión, dando así al público la sensación de volar con él, lo cual se ha convertido en una de las características más buscadas en estas películas.

Básicamente, una cámara controlada de manera remota se pone suspendida entre dos edificios. Se colocan cables que guían la cámara mientras ésta sube y baja varias veces en una misma escena, captando la vista aérea de los edificios, así como la vida cotidiana en las calles vista desde arriba.

Raimi dirige el proceso de combinar las imágenes con tomas de acción en vivo de los actores y los equipos de dobles, con la inserción de las tomas generadas en computadora. El producto final es el asombroso espectáculo que cautiva al público en los cines de todo el mundo.

De acuerdo con el Productor Avi Arad, las escenas de acción terminadas representan una hábil fusión del trabajo de varios departamentos diferentes, todos dirigidos por Raimi. “Se requiere de efectos visuales, efectos físicos, pantalla azul; no puedo pensar en un proceso que no haya sido parte de intentar hacer que funcionen esas escenas.

“Y todos hicieron el trabajo más fantástico de su vida. Cuando ves a Sandman, bueno, es de verdad impresionante. Con Sam Raimi e Imageworks en nuestra cancha, tenemos a un villano que es una obra de arte mágica de la animación generada por computadora. Sin contar todo lo demás, con verlo a él ya valió la pena pagar lo que cuesta el boleto de entrada al cine.

“Queremos contar una historia, pero queremos hacer la historia grande, fascinante y emocionante. Algo que la gente nunca antes haya visto. Ésta es la tercera película de la serie, así que tenía que ser fresca. Y lo logramos”.

Stokdyk, quien junto con sus colegas John Dykstra, Anthony LaMolinara y John Frazier, ganó un Academy Award por su trabajo en El hombre araña 2, está entendiblemente orgulloso de los logros de su equipo.

“Mucha gente podrá pensar que enfocamos la película número 3 en términos de tratar de superar lo que hicimos en la segunda, pero en realidad no es así”, explica. “Ciertamente no siento que nuestro papel haya sido hacer algo maravilloso con los efectos visuales, sino más bien teníamos que dar a Sam lo que necesitaba para contar la historia.

“Finalmente, todo lo que hago es poner en la pantalla cualquier imagen que el director haya visualizado. Tengo que darle ideas y alternativas en algunas ocasiones, pero al final, la visión de Sam es lo que tenemos que llevar a cabo.

“Y una de las muchas cosas que he aprendido de Sam es a no estar satisfecho nunca con el trabajo existente que estás haciendo, sino tratar siempre de mejorarlo. Es inagotable en perseguir eso. Así es él y así es como ha evolucionado en su carrera de cineasta. Constantemente está editando, actualizando, arreglando y mejorando las cosas. En verdad admiro eso y hemos intentado adoptar esa característica en todo lo que hacemos”.


Tambien con nosotros puedes ganar entradas al cine y muchos regalos, esperamos tus comentarios a guatemalanoticias@gmail.com , ahora es el momento de hacerlo, esperamos tus noticias.

0 comentarios:

Tiempo